);
Seleccionar página

Instagram superó los 1.000 millones de usuarios en 2018, frente a los 800 millones con los que contaba en 2017. El crecimiento de esta red social es imparable y para los restaurantes, o negocios relacionados con la gastronomía, supone una herramienta básica en la que sustentar su estrategia de marketing digital.

¿Te imaginas lo extraño habría sido sacar una cámara y fotografiar la comida en un restaurante hace 25 años? ¿Y lo extraño que es en la actualidad estar en un restaurante y que ningún cliente fotografíe su plato para compartirlo con sus seguidores?

Actualmente Instagram es utilizada para decidir qué y dónde comer. De aquí la importancia de que el restaurante tenga un perfil con el suficiente atractivo como para que los usuarios, en primer lugar, no lo descarten y, en segundo lugar, lo elijan.

Con frecuencia el usuario que encuentra una foto apetitosa de un plato en Instagram visita el perfil del restaurante y hace clic en el enlace que está en su bio para realizar una reserva. Previsiblemente este cliente inmortalizará su experiencia gastronómica compartiéndola en la red social, continuando un ciclo de atracción, venta y fidelización propio del marketing actual.

La comida forma parte primordial del estilo de vida de una gran parte de instagramers, que comparten sus experiencias la red social. Esto ha fomentado un mayor interés en los ingredientes, en la presentación, en los sabores, en sus valores nutricionales y, en general, una mayor familiarización con el mundo gastronómico. Todo esto también ha provocado que se abran a nuevas experiencias gastronómicas.

Esta tendencia ha hecho que numerosos restaurantes adapten la presentación de sus platos para que luzcan atractivos en el universo Instagram.

instagram-para-restaurantes

Algunos restaurantes han ido más allá, adaptando su decoración e iluminación en función de los códigos visuales de Instagram. Materiales naturales, (piedra, mármol, madera…), vajillas coloridas o iluminación difusa, son los elementos que favorecen al nuevo lenguaje digital.

Además de una herramienta para la captación de clientes, Instagram permite a los restaurantes investigar sobre que platos y tendencias gastronómicas tienen mayor éxito, adaptando posteriormente su carta en función de los “trending topic”.

Las redes sociales han democratizado la publicidad y comunicación, permitiendo que todos los restaurantes, grandes y pequeños, puedan acceder en igualdad de condiciones a clientes potenciales con inversiones bajas. Está demostrado que los usuarios no evitan la publicidad en Instagram e incluso llegan a compartirla.

En resumen, Instagram es indispensable en toda estrategia digital de restaurantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies